fbpx

LA SOMBRA

Uno no tiene que estar
encerrado en una habitación
para sentirse atrapado.
En el cerebro existen laberintos
que no son materiales
y es mucho más seguro
luchar con un fantasma
entrevisto a medianoche
que mirar cara a cara a ese extraño
oculto en nuestro interior.
Es mucho más fácil escapar aterrado
de las ruinas de una lóbrega abadía
que enfrentarse a uno mismo
en plena soledad.
Sería menor el pánico
si un asesino oculto en nuestra casa
nos obliga a escondernos
dentro de nosotros mismos,
cuando nuestro cuerpo empuña un revolver
y dispara hacia la puerta
apuntando a una sombra apenas atisbada

Emily Dickinson

 

 

 

Carl. G. Jung desarrollo el tema de las sombras hace aproximadamente 150 años. Para aquella época, el descubrimiento de las sombras fue un avance extraordinario para los amantes de las profundidad de la mente humana.

Podemos describir que la sombra es el encuentro de uno mismo, Uno debe de aprender a conocerse a si mismo para llegar a saber realmente quien es y lo que aguarda detrás de aquella puerta de tu subconsciente. Aquello que te limita, aquello que criticas, aquello que juzgas, aquello que no te gusta,… realmente son manifestaciones de tus propias sombras.

Cuando se manifiestan las sombras, debes de escucharlas y comprender porque están contigo. Una vez hecho eso, donde hubo sombra, ahora hay luz.

Por lo general, en encuentro con tu propia sombra suele manifestarse en pequeños detalles al cabo del día, principalmente cuando nos sentimos avergonzados, Frases tipo “mira que gorda esta esa”, “la gusta llamar la atención”, “no me cae nada bien esa persona”… no cabe duda de que nos estamos encontrando con una proyección nuestra.

El origen de las sombras, como normal general, suelen venir heredadas de nuestros padres. Cuando somos niños, somos esponjas y captamos toda la información posible en nuestro subconsciente, sin ponerle etiquetas de que “esto es bueno” o “lo otro es malo”. No somos conscientes de que aquello que estamos observando , en nuestro interior, se esta creando una sombra que nos acompañara a lo largo de nuestras vidas, posiblemente sin ser conscientes de que aquello, nos va a limitar hasta ser escuchado.

Las sombras son heredadas de nuestros pares, captamos comportamientos y conductas negativas, como los miedos e inseguridades.

Las sombras se manifiestan todos los días en proyecciones visuales. Cuando observes algo que no te gusta, analiza el origen de esa proyección tuya y saber si es una sombra tuya o es heredada de tus familiares. Es importante entender que las sombras nos limitan cada día.

Realmente la función de la sombra, es manifestarse constantemente para que la escuches, la comprendas y la ayudes. Suena “mágico”, pero sinceramente la única forma de convertir la sombra en luz, es aprendiendo de la sombra hacia la evolución y crecimiento.

Actualmente hago terapias para sanar aquellas sombras de tu pasado, aceptarlas, mirarlas frente a frente y que se vuelvan en tus mejores aliados. Si observas que te encuentras en esa fase, te recomendaría que hicieras este trabajo hacia uno mismo, es un viaje obligatorio en toda psique humana.

 

Te puedo ayudar

SOBRE EL AUTOR

RAÚL VAQUERO

Experto en crecimiento y desarrollo personal, hipnólogo y terapeuta transpersonal, amante de la espiritualidad del ser humano, más de 15 años de experiencia ayudando a crecer y evolucionar a las personas que pasan por crisis existenciales. Enseña las funciones de la conciencia que puede ayudar a vivir una vida mas plena y consciente, a ser más felices y observar la vida de diferente manera por el
camino del autoconocimiento y enriquecimiento personal. Imparte formaciones, conferencias y talleres sobre el crecimiento y desarrollo personal en Madrid.

Abrir chat
1
Si tienes cualquier duda, haz clic de nuevo sobre el icono y escríbeme a mi chat de WhatsApp. ¡Te contestaré lo antes posible!